Whats App

(0351) 15-2377448

Villa María - Córdoba

©2019 by Ángel Adrián Fernández ®. 

  • Ángel Adrián Fernández

Un Camino para Sanar.

¿Qué es un Decodificador Biológico? Para responder a esta pregunta le consultamos a Adrián Fernández, por su extensa formación en la materia.

En diálogo con La Revista, explicó que siempre parte de una pregunta: ¿Cuál es el síntoma? Ese síntoma puede ser físico, una dolencia simple o una enfermedad grave o emocional. “Hay gente que no puede conseguir trabajo o prosperar en un emprendimiento”, planteó.

Hay muchas corrientes para empezar a resolver ese síntoma, pero Adrián sabe que la línea biológica (que adquiere distintos nombres según las escuelas), es el camino elegido. En este contexto se aleja del Coaching que también ejerce para resolver estos temas y se acerca a las ya mencionadas líneas bío como él las llama. “Para darte contexto, todo empezó en los ´70, con un oncólogo alemán, Dr. Ryke Hamer, que atravesó el peor de los diagnósticos, dado que tanto él como su esposa contrajeron cáncer. Cuando se puso a investigar los casos actuales que trataba y también con las historias clínicas, que eran casi 400 mil, empezó a encontrar patrones”, relató. Esos patrones dieron claridad al problema, porque todos los pacientes “habían vivido un evento traumático como un shock, ocurrido de manera inesperada y vivido en soledad”, precisó.

Tras ese evento, la vida ya no es igual. La línea que refleja la normalidad de nuestras vidas se altera: insomnio, irritación son algunos de los elementos que permiten ver la respuesta a ese shock.

Esos elementos no duran toda la vida, pero sino se superan, se dejan olvidados o escondidos en algún lugar del inconsciente para poder seguir con la pretendida normalidad. Es allí cuando nuestro cuerpo nos llama la atención y aparece lo que Fernández denomina “informedad”, que es una información que expresa nuestro organismo. “Por eso, definimos a la enfermedad como la manifestación de un conflicto que nuestra biología sabia lo presenta para que sigamos con vida”, dijo.

Aquí aparece la intervención positiva de un acompañante o consultor de las líneas biológicas. “Muchos sostienen que si se logra hacer consciente ese trauma, se puede resolver el conflicto. Pero yo, avalado por innumerables corrientes, entiendo que no alcanza sólo con sacarlo del incosciente”, planteó.

“Te doy un ejemplo: si el trauma vivido es una violación, se sabe perfectamente cuál es el origen del síntoma, no es algo inconsciente porque la persona tiene claro que le pasó. Hay que hacer algo más”, indicó.

El propone en primer lugar, liberar las emociones. “El inconsciente tiene el espacio ocupado con un momento traumático. Si se libera la emoción y se llena con emociones positivas, se puede superar. Para ello, hacemos ejercicios de Programación Neurolingüistica (PNL); o de Psicomagia, que es una técnica ideada por Alejandro Jodoroski; también hay rituales y prácticas que tienen que ver con el lenguaje inconsciente”, señaló.

Algo que dejó claro Fernández en la entrevista: “Aquí vienen personas con variados síntomas”. Nosotros hacemos nuestro trabajo, pero jamás indicamos que deje al médico, al contrario, hasta podemos colaborar con una red de profesionales de la salud que nos aconsejan”.

Neurodecodificación Laboral y Organizacional

Otra faceta de la labor profesional de Adrián Fernández es la aplicada con las relaciones de trabajo.

“La Neurodecodificación Laboral y Organizacional fue impulsada por Nilda Avellaneda, una profesional que tiene vastos pergaminos para avalar lo que dice: es Psicóloga, Licenciada en Ciencias Económicas, profesora de Educación Física y coach”, indicó Fernández.

Ella logró unir las corrientes biológicas de Hamer con la vida de las empresas.

“Hay que profundizar un poco, pero te lo voy a contar con un ejemplo. La semana pasada llegó un corredor inmobiliario planteándome que no puede salir a trabajar. Cuando lo escucho, advierto que repite ciertas expresiones: `estoy anclado´, `no arranco´, `tengo miedo´. Veo su historia y me cuenta que su abuelo venía escapando de la guerra escondido en un barco. El inconsciente tiene una forma de funcionar por la cual, todo lo que da vida, lo va a tender a repetir y todo lo que da muerte, lo va a tender a evitar. Estar escondido era lo que le daba vida al abuelo y él, como doble de ese abuelo, cuando sale, empieza a sentirse mal”, indicó.

Esta técnica es tanto para resolver los síntomas que afectan la vida laboral de las personas como para mejorar las relaciones dentro de las organizaciones.

Formación

Dijimos que Adrián Fernández, es Neurodecodificador Organizacional y Laboral y Decodificador Biológico, pero también es Coach Ontológico Profesional.

Actualmente está haciendo un posgrado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA) sobre ciencias biológicas integradas.

“De 30 asistentes, 25 son médicos. Yo lo puedo hacer porque me formo en la escuela online de Mark Pfister, quien fue mano derecha de Hamer. En Argentina, somos 30 los que nos formamos con él, de los cuales cuatro somos de Córdoba y de Villa María, yo soy el único”, señaló.

Está impulsando una actividad precisamente para que el propio Pfister venga a ésta ciudad.

Además, Ángel Adrián Fernández es el referente en Villa María de la capacitación de Coaching Ontológico Profesional de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba. 351-2377448


Entrevista realizada por Patricia Gatti para La Revista de El Diario del Centro del País .-Dirección: Luciana Filippa.



#tepodessanar #mepuedosanar

351-2377448